RESICENCIA FONSECA| COMO EN CASA

La hogarización nuestro mayor objetivo.


El traslado de una persona mayor desde su casa a un centro de día o una residencia
puede ser un momento doloroso. Sin embargo, este sentimiento se puede minimizar
cuando se realiza una hogarización del centro según los gustos de cada persona, como
hacemos en Residencia Fonseca.


En Residencia Fonseca estamos comprometidos con la necesidad que sienten
nuestros mayores de hogarizar su espacio para sentirse a gusto.  Esto lo conseguimos
siguiendo tres premisas: adaptando del espacio al gusto de la persona mayor,
adaptando las actividades a sus preferencias y contando con la participación de la
familia en todos los cuidados.


Hogarización del espacio
Nuestros mayores pueden decorar sus habitaciones según sus gustos. En Residencia
Fonseca les aportamos el mobiliario necesario para su estancia, pero nuestros
mayores traer a la residencia aquello que desean incluir en su nuevo hogar. Estos
pueden ser desde adornos hasta colchas o incluso plantas.
Pero no solo sus habitaciones. Nuestros residentes también participan en la
decoración del centro y las actividades que se realizan en nuestros espacios
exteriores. Asimismo, junto a nuestro equipo, ambientan las zonas comunes según las
estaciones del año y festividades.
Esta es una forma estupenda de hogarizar su nueva casa al mismo tiempo que
ejercitan sus capacidades cognitivas y la movilidad. Y es que muchas de estas
actividades consisten en pintar, recortar y combinar colores y texturas.
Bienestar con la familia
Pero uno de los aspectos que más ayuda a la hogarización y bienestar de los mayores
en la residencia es la participación de la familia en su cuidado. Y por eso contamos
con ellos durante toda su estancia.
El equipo de Residencia Fonseca mantiene un contacto continuo con los familiares de
nuestros mayores y les invita a participar en todos los eventos y festividades que se
realizan en el centro. Esta participación se ha visto reducida por la Covid-19, pero poco
a poco estamos volviendo a la normalidad. Muestra de ello es que la familia ya puede
acceder a las habitaciones y pronto volverán a participar en todas las celebraciones
programadas.

En definitiva, nosotros estamos concienciados con la necesidad de los mayores de
hacer de la residencia su nuevo hogar. Por eso les hemos hecho partícipes a ellos y su
familia de todo el proceso de decoración y vida en la residencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba